UNAMOS NUESTRAS PALABRAS #9

¡Hola chicos! Me paso por aquí un poquito tarde, porque he tenido algunos "obstáculos" esta vez para seguir con la historia. No pude contactar hasta ayer con la chica a la que le tocaba seguir y no podía, así que había que ponerse manos a  la obra para que continuara nuestra historia.

Este sí ha sido un "unamos nuestras palabras" en toda regla, porque... ¡lo hemos hecho a medias entre Ainoa y yo! Ha sido genial, íbamos diciendo ideas, frases, uniéndolas, hasta que nos ha salido un capítulo estupendo (y no es por echarnos flores). 

He disfrutado muchísimo escribiendo de esta manera, y espero que vosotros disfrutéis leyendo lo que os hemos preparado.

Antes de pasar a la historia, os recuerdo que el día 28 (Este sábado) es el último para que nos enviéis vuestro diseño de la portada. El premio para el ganador será Canción de Navidad, publicado por Lual, que nos ha cedido muy amablemente un ejemplar para aquel que consiga la mejor portada. Un libro precioso con una edición que me enamoró.

Diana y yo participaremos con nuestros respectivos diseños (secretos, secretos). Como ya dijimos, todos van a ser secretos y no se sabrá quién es su autor hasta el día en el que se elija al ganador.

Así que, ¡que la suerte esté siempre, siempre de vuestra parte!


Rhys no podía creer que una insignificante fulgur lo hubiera desarmado y arrinconado.
Él nunca se había arrodillado ante nadie. Y no pensaba hacerlo ante esa mocosa. Empleó todas sus fuerzas para centrar su mente, que empezó a trabajar a toda velocidad.
Él era Rhys, el líder de los tonitrui.
El ser más poderoso sobre la faz de la tierra.

Agarró la mano de la fulgur y la apartó, sin miedo a quemarse. A Sel le sorprendió ese acto, porque, podría matarlo. Su mano desprendía unos destellos azulados. ¿No lo entendía? ¡Qué poder tiene la mente!- pensó.

- Nunca podrías llegar a matarme- le dijo él con una voz sorprendentemente fuerte-. Ni yo a ti, para mi desgracia- susurró.

- ¿Qué?- Sel se había quedado desconcertada momentáneamente.

- Ya lo entenderás, pequeña chispitas-dijo Rhys esbozando su característica sonrisa.

- El sarcasmo te lo guardas para ti, porque mírate, inclinado ante mí. Qué bonita estampa…-ahora le tocaba a Sel sonreír-. Ya sabemos que no eres tan fuerte como pareces, para que una simple chispitas te haya tirado al suelo. Vas a contestarme a unas pequeñas dudas...

Rhys la miraba con el semblante muy serio, sin mostrar preocupación alguna. O eso aparentaba, porque sus pensamientos estaban en otro lugar. Los gemelos se tendrían que haber dado cuenta de que estaba tardando mucho en subir. Además, había avisado a uno de los capitanes de sus tropas de que si tardaba, bajasen a echar un vistazo. ¿Cuánto tiempo llevaba ahí?

- ¿Dónde estoy? Y te advierto que no responderé a mis actos si no me respondes con la verdad.

- Muñeca, ¿crees que te revelaría algo así tan a la ligera?

- ¡Pero quién te crees, desgraciado! ¡Ni soy muñeca, ni soy chispitas, ni soy nada para ti!- Sel estaba verdaderamente furiosa. Un suave rojo empezaba a colorear sus mejillas. ¿Cómo podía ser tan... ordinario?

Intentó agarrarle la cara con la mano encendida, pero él la agarró de nuevo e hizo que la electricidad desapareciera, como si nunca antes hubiera estado recorriendo los dedos de Sel. Esta miró a Rhys, preguntándose cómo lo había hecho, cuando él se levantó de repente y la arrastró a su lado. 

Quedaron cara a cara mientras le agarraba su fina muñeca en alto. Ella lno intentó disimular el asco en su mirada.

- ¿Dónde está mi familia?

- Muertos, quizás- respondió con ligereza-. Sepultados en vuestros túneles, no sé. Las respuestas, una a una. Ahora vas a acompañarme a conocer a mi familia. Y sin rechistar; que tus poderes se han agotado.

- Por hoy- respondió Sel.

- Por hoy.
¡Y hasta aquí nuestro capítulo de hoy! ¿Qué os parece? Me encanta la Sel guerrera, porque Rhys tiene unas maneras de chulito de barrio que no puede con ellas, ¿eh? Alguna vez le saldrá caro...
Os dejo una pista para el próximo capítulo. ¿Qué habrá pasado con los fulgur? Habrán muerto realmente o solo es una triquiñuela de Rhys?
¿Y quién es la familia de este?
Incógnitas que deberán ser resueltas muy pronto... estaremos a la espera ;) Maya, administradora del blog El rincón de Maya, será nuestra próxima autora.


Comentarios

  1. Jajaja me encanta Rhys "chulito de barrio" y también Sel, claro, pero Rhys... xD
    La verdad es que os ha quedado un capítulo muy interesante, me ha gustado :)

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No sabía nada de esta iniciativa. Ahora buscaré los primeros capítulos para seguir mejor la historia porque no me he enterado de mucho. Pero es una idea estupenda lo de escribir conjuntamente entre dos personas que no están juntas físicamente en el mismo espacio
    Mil besos^^

    ResponderEliminar
  3. ¡Hooooooooola!
    Jajaja wow, si que ha sido un unamos nuestras palabras! Me encanta Rhys... y además ya si me le imagino con nuestra imagen... *guiño-guiño* ¡Estupendo chicas! <3

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Me ha encantado. Creo que es muy prometedor e innovador.
    ¡Seguid así!

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  5. Joder M. ¡Como has crecido en blogger!

    Apenas tienes poquito tiempo y ya 177, 178 conmigo.

    Es estupendo.



    ME ha gustado-...


    Saludines.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por comentar!
Leeros siempre me saca una gran sonrisa, ¡os lo prometo!
Intentaré responderos siempre que pueda, pero a veces se me puede poner difícil por falta de tiempo...