12/3/15

UNAMOS NUESTRAS PALABRAS #8

Como cada jueves, aquí estoy con la continuación de nuestra fantástica -en todos los sentidos- historia. 
Cada semana logra dar un giro totalmente distinto, en ella se mezclan varios estilos, modalidades, apreciamos cambios en la lectura al cambiar de autor
Que cada uno ponga un poquito de sí mismo hace que el resultado sea algo increíble e inesperado.
Draco, del blog Susurros literarios, ha sido el autor de esta octava parte.

¿Os animáis a seguir leyendo? Si acabas de llegar, y no has leído las demás partes de la historia, aquí os dejo la recopilación en wattpad: FULGUR. EL PODER DE LA LUZ.
Si quieres participar en el concurso, esta es tu página: Concurso diseña la mejor portada.
*Sé que parezco una teleoperadora*
Si quieres ver el booktrailer, pincha aquí: Booktrailer Fulgur
Y si quieres saber cómo continúa... ¡quédate conmigo y acompaña a Sel en esta aventura!





Entre gemidos, Sel abre los ojos, todo lo que ve son cuatro paredes negras y un cuerpo borroso frente a ella; siente náuseas y está completamente mareada. Asustada, intenta tocarse para ver si ha sufrido algún daño, pero algo se lo impide. Con fuerza cierra el ojo para intentar mejorar la visión, y lo consigue. Mira hacia los lados donde sus manos permanecen quietas, intenta mover los dedos, pero no lo consigue.

Entonces, el cuerpo borroso que antes tenía delante se convierte en un  cuerpo bien perfilado, un chico guapo, alto y musculoso sonríe frente a ella.

 Rhys.

-Hola, bella durmiente- dice Rhys sonriendo- ¿con quién soñabas? ¿Con tus padres?
¿Cómo lo sabe? Se pregunta Sel.
-No estás preparada para saber por qué- contesta él, como si le hubiera leído la mente.
¿Por qué…por qué no me puedo mover? Piensa ella escuchando su propia respiración entrecortada
-Si no te mueves, es porque tú no quieres, nadie te impide estar así- contesta él a sus pensamientos.

Tras ello, Rhys se acerca a Sel y le acaricia la mejilla. Ella intenta mover las manos para darle una bofetada, pero una vez más, no puede.
-¡Uy!- dice Rhys con una sonrisa burlona- pues parece que sí estás atrapada.

Sel tampoco puede girar la cara para impedir que le toque, por lo que lo único que hace es aguantarse y esperar a que deje de hacerlo.
-¿Qué sucede, no te gusta?- le pregunta-. Parece que se te ha comida la lengua el gato- añade tras un par de segundos.

Sel intenta mover los labios para gesticular cualquier palabra ofensiva que lanzarle a Rhys, pero no lo consigue; lo que hace que no pueda mover cualquier parte del cuerpo también afecta al habla. Puede que sea un conjuro, pero puede respirar, por lo que quiere decir que la quieren viva o simplemente todavía no la quieran matar.

Acariciándole la bella melena a Sel, Rhys saca poco a poco un cuchillo de su bolsillo, y apunta con él hacía ella.
-Tu pelo siempre ha sido tan bonito, pero hay algo que no me gusta en él. Creo... que tendré que hacerle un arreglillo.

Entonces, sin dejar margen para que Sel lo entienda, con un movimiento de muñeca le corta el negro cabello, dejándole apenas un pelo que no llega a los hombros. Él lo tiene todo planeado, lo que aún no sabe es que esa casi insignificante acción, podrá desmoronar todos y cada uno de sus planes.

Aquí termina el capítulo de hoy; como veis, ¡tenemos tantísimos interrogantes!
Júlia nos dejó algunos en su "visión-sueño" del capítulo pasado; Draco deja muchos lazos sin atar. ¿Para qué quiere Rhys el pelo de Sel? ¿Y cómo puede hacer este que todo se desmorone?
Ainoa, de Little Dimensions, va a ir aclarándonos muchas cosas este próximo jueves...
Mientras tanto, ¡disfrutad de Rhys y su punto-toque-sexy-malote! ;)


1 comentario:

  1. Hola!! Soy Esther Galán del blog El Lado Oscuro. Yo también formo parte de la iniciativa de "Seamos Seguidores". Te sigo y te dejo el link a mi blog.

    http://esthervampire.blogspot.com.es/

    Un abrazo y nos leemos!!!

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por comentar!
Leeros siempre me saca una gran sonrisa, ¡os lo prometo!
Intentaré responderos siempre que pueda, pero a veces se me puede poner difícil por falta de tiempo...