La frágil belleza del cristal

Resultado de imagen de la fragil belleza del cristal

La frágil belleza del cristal | Amy Harmon
2018 | Principal de los libros | 400 páginas | 16.90€
ISBN: 978-84-17333-17-1
-Gracias a la editorial por el ejemplar-

Una novela poderosa llena de amor, dolor y esperanza.

Italia, 1943. Alemania ha ocupado la mayor parte del país y la población judía corre un grave peligro. Eva Rosselli y Angelo Bianco se criaron como si fueran de la misma familia y el amor no tardó en llegar, pero las circunstancias y la religión los separaron: a pesar de sus sentimientos por Eva, Angelo decidió hacerse sacerdote. Ahora Eva es una mujer perseguida por la Gestapo y Angelo la esconde en un convento. Allí, mientras esperan a que llegue la ayuda que les salvará la vida, Eva y Angelo sobreviven a un peligro tras otro hasta enfrentarse a la elección más dura de todas…

¡Hola, lectores! ¿Qué tal Octubre? Por mis tierras seguimos con una calor infernal, parece que el otoño está perezoso este año.

Hoy me trae por aquí un libro que me ha hecho sentir infinitas emociones. Que me ha hecho llorar (sí, a mí). Que me ha dolido en el alma, pero que necesitaba seguir leyendo, empapándome de ese dolor, asumiendo que no se puede cambiar el pasado, pero aprendiendo para no volver a repetir algo así en el presente.

Sí... os hablo de la Segunda Guerra Mundial y, más concretamente, nos centramos en el tema del Holocausto.

De la mano de Amy Harmon, una de mis autoras de romance (dramático) favoritas, nos adentramos en la Italia de estos años para conocer la historia de Eva y Angelo. Para poneros en situación, Eva fue una niña con una infancia muy feliz, que nació y creció en el seno de una familia italiana acomodada. Pero judía. Antes de la guerra, eso quizás era solo un adjetivo más. Pero luego acabarían señalándola por esta misma condición y tendría que dejar atrás su vida tal y como la conocía para salvarse.

Angelo era un chico estadounidense de padre italiano que se fue a vivir de pequeño a Italia con sus abuelos, quienes se encargaban de mantener la casa donde Eva y su padre vivían. Juntos, formaron una pequeña familia y pasaron años de risas, juegos, aventuras... Pero, desde muy pequeño, Angelo sabía que quería ser cura. Es aquí donde entran dos grandes amores en conflicto: su amor por Eva y su amor por Dios.

La historia está dividida en años, y en cada uno de ellos vemos pequeños flashbacks de la vida de esta familia, desde que ambos son niños hasta que maduran y se convierten en adultos. Y, conforme avanza la trama, lo mismo sucede con el avance nazi y la repercusión sobre la vida de los protagonistas.

Este libro no nos habla solo de una historia de amor imposible, sino de una victoria que también se veía difícil y lejana, pero que acabó llegando. Pero no todas las victorias tienen sabor dulce y esta se vio empañada por las MILLONES (sí, en mayúscula, que resalte, y que no se olvide) de vidas perdidas, ya no solo judías, sino comunistas y otros sectores de la izquierda política, homosexuales, gitanos, discapacitados... PERSONAS.

Es espléndida la manera en la que Amy Harmon consigue entrelazar estos dos temas, sin que uno engulla al otro, siempre en una brillante armonía... y cómo se nota la evolución de los personajes, ya que entre capítulo y capítulo hay saltos temporales y aún así es imposible perder el hilo, sabes que estás viendo a las mismas personas, pero a la vez son diferentes, maduras... adultas.

La historia entre los dos protagonistas conmueve, pero el trasfondo y la época en las que está situada hacen que duela. En mi opinión, es necesario leer este tipo de libros para conocer. Porque, sin duda, esa es la mejor arma con la que contamos para luchar contra el odio. 

Quiero hacer una mención especial, ya que la autora le da mucha importancia, al papel de muchos cristianos en la protección y encubrimiento de miles de familias judías; órdenes religiosas y altos cargos del vaticano jugándose el pellejo por proteger a esas personas que, aunque tuvieran creencias distintas, en lo esencial eran iguales a ellos.

Os quiero contar también que la Italia de la IIGM es un tema que me interesa ya no solo como parte cultural, sino personal. Probablemente la mayoría no sepáis que soy medio italiana. Bien, pues mi Nonno luchó en la IIGM contra Alemania (ya a finales de la Guerra), y fue capturado por los alemanes y llevado a un campo de concentración. Mi bisnonna viajó toda la noche anterior en un camión para intentar avisarlo. Es una historia que se había oído algunas veces en mi familia, pero no fue hasta su fallecimiento cuando su hermana le entregó a mi padre un diario de su estancia en ese campo de concentración, escrito por él, donde narraba todo lo que le sucedía día a día. Hasta ese día, nadie sabía de su existencia y, a día de hoy, nadie ha sido capaz de leerlo.

Como siempre, termino con un resumen y mi valoración personal: aunque esté encuadrado en el romance, si tenéis pensado leerlo, por favor, no lo hagáis solo por eso. Este libro va mucho más allá y trata temas de infinita importancia sobre una época de nuestra historia que muchos solo quieren olvidar pero sin saber que, olvidando, no se soluciona nada. Pasó, y la humanidad entera tiene una deuda con las personas que sufrieron hasta el final con ello.
Leed este libro por lo que transmite, por la pasión con la que está escrito, por la preciosa forma de narrar de su autora, por aprender, por conocer, por ser parte de la historia.

Y vosotros, ¿lo habéis leído? ¡Os leo!



Comentarios

  1. ¡Hola! Me gustaría leerlo porque me apetece un montón probar a la autora pero todavía no sé si animarme con este o con Máscaras, que me llama más. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Este libro lo leí hace poco y me gustó mucho.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  3. He leído maravillas sobre esta historia y la tengo más que apuntada a mis libros pendientes. ¡Muchas gracias por la reseña!

    Nos vemos entre páginas
    La vida de mi silencio

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por comentar!
Leeros siempre me saca una gran sonrisa, ¡os lo prometo!
Intentaré responderos siempre que pueda, pero a veces se me puede poner difícil por falta de tiempo...

Si os gusta el blog y me queréis seguir, tenéis que abrir el menú desplegable (arriba a la izquierda, las tres rayitas) y os saldrá el gadget de seguidores.