El salón de baile

Resultado de imagen de el salon de baile anna hope

El salón de baile | Anna Hope
2018 | Duomo Ediciones | 400 páginas | 18.50€
ISBN: 978-84-166-3465-1
Lee los primeros capítulos aquí

1911. En un hospital psiquiátrico junto a los páramos de Yorkshire, hombres y mujeres, separados por muros y ventanas, se encuentran una noche por semana en un salón de baile magnífico y elegante. Allí, se reúnen para bailar mientras la orquesta interpreta piezas de Strauss. Durante una de estas veladas, Ella y John bailarán, y sus vidas cambiarán para siempre. Porque los más grandes deseos siempre sobreviven, incluso allí donde parece imposible.

¡Buenos días! Retomo la actividad del blog tras un breve descanso por exámenes con El salón de baile, un libro que ha llegado a España de la mano de la editorial Duomo, y que me llamó mucho la atención por su sinopsis, la historia que dejaba entrever entre sus frases y el ambiente al que prometía llevarnos.

Pero lo que nos cuenta su autora no es fruto de la casualidad, ni de algo inventado; Anna Hope teje su relato entre la imaginación y lo real, entre las piezas del rompecabezas de las que es poseedora y su habilidad para completarlo. ¿Por qué os digo esto? Este libro se inspira en hechos reales. Su tatarabuelo estuvo encerrado en ese mismo manicomio, así que la relación que une a la autora con ese lugar es algo más que mera imaginación. 

El salón de baile nos traslada a una época en la que las mujeres, por ansiar su libertad; son internadas en manicomios; los hombres, por no ser lo suficientemente fuertes, también.

<<Ya sabes que hace falta apostar para conseguir lo que quieres, ¿verdad? Entonces la pregunta es: ¿qué estarías dispuesta a perder?>>

Ella Fay pasa de estar encerrada entre las cuatro paredes de la hilandería, a estarlo entre los altos muros del manicomio de Sharston, allá por 1911, un lugar perdido en los páramos de Yorkshire. 

El primer encuentro entre la protagonista y John será algo tenso, breve, y duro. Intentando escapar, Ella resbala y cae. Él intenta ayudarla, pero ella rechaza su ayuda y lo increpa. Cree que todos allí quieren hacerle daño, retenerla, cortarle las alas. Sin embargo, durante el baile, en los brazos del otro, encontrarán consuelo, anhelo, y esperanza. 


La esperanza es lo último que se pierde. 

El promotor de estos encuentros es el Dr. Charles Fuller, quien otorga un lugar especial a la música como terapia. 

No es el tipo de libros que suelo leer, y eso ha hecho que me guste mucho más, pues ha conseguido engancharme hasta el final, devorando sus páginas y sumergiéndome por completo en esta historia.


<<No huir le provocaba un dolor que le atravesó el cuerpo entero, pero el dolor que le causaría marcharse sería peor. Así que estaba atrapada, como si ambas fuerzas tiraran de ella>>

Por otro lado, es interesante considerar lo que la protagonista tiene que sufrir, estando en un manicomio, cuando ella no está loca. Por aquella época, no eran tan raro que por un comportamiento extraño o un acto fuera de lo común (Ella rompió la ventana del lugar donde trabajaba) te encerraran sin reparos en ese lugar. De todos los "enfermos" allí presentes, ¿cuántos lo serían hoy en día? Me atrevería a decir que simplemente, lo que le pasó a la protagonista, es que sufrió un ataque de ansiedad. Ahora le daríamos un Lorazepam y listo, pero en aquellos tiempos... incluso yo estaría allí metida. 

Imagen relacionada

Sin duda, una historia que merece la pena leer, no solo por entretenimiento, sino porque nos lleva a realizar varias reflexiones sobre la igualdad, la salud mental, y, por qué no, la amistad y el amor. 

Comentarios

  1. No había escuchado nunca hablar de este libro pero el hecho de que tenga trazos de hechos reales y que se desenvuelva en un manicomio me llama muchísimo la atención, además de la trama. Me lo apunto. ¡Muchas gracias por la reseña!

    Nos vemos entre páginas.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Pues me ha dado curiosidad, así que me la llevo apuntada.
    Gracias por la reseña.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  3. Esto de los manicomios es muy triste y con frecuencia muy sordido en la vida real. Buen comentario.
    Y te sigo desde ahora :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por comentar!
Leeros siempre me saca una gran sonrisa, ¡os lo prometo!
Intentaré responderos siempre que pueda, pero a veces se me puede poner difícil por falta de tiempo...

Si os gusta el blog y me queréis seguir, tenéis que abrir el menú desplegable (arriba a la izquierda, las tres rayitas) y os saldrá el gadget de seguidores.