UNAMOS NUESTRAS PALABRAS #4

  ¡Hola lectores!

  O el tiempo pasa muy rápido, o yo voy muy rápido por la vida... o... ¡no sé! La cuestión es que ya estamos a jueves y por lo tanto os traigo la parte 4 de la historia con la que estamos llevando a cabo la iniciativa "Unamos nuestras palabras", cuya autora ha sido Esti, del blog A la sombra de los sauces.



  Si sois nuevos, os hago un breve resumen: yo empecé con la historia y nominé a Clara, Clara la continuó y nominó a Didi... es decir, solo hay que seguir la historia y nominar a otro blog que forme parte de la iniciativa, así que os vuelvo a dejar aquí la lista para no perder el hilo: 

Vannia
De repente se hizo un silencio absoluto en todo el túnel. Nadie decía nada, pero todos se miraban entre ellos esperando a que alguien dijese algo. Al final Matt, un joven de unos 20 años, se levantó del suelo y dijo:

- No podemos enfrentarnos a ellos, ni siquiera idear una trampa contra ellos. Son demasiados, y están mucho más preparados que nosotros. Además este túnel es una ratonera, no tenemos ninguna posibilidad.

- ¿Y qué propones tú?- pregunto Louran mirando fijamente al muchacho.

La mirada del sabio no amedrentó al muchacho.

- Creo que lo mejor sería escapar a un sitio más seguro que un túnel. Podríamos ir a los Antiguos Refugios, es uno de los pocos sitios donde Rhys no puede llegar. Allí junto con los demás fulgur podríamos crear un ejército y preparar un buen ataque, esto nos daría más posibilidades para vencerlo.

- Rhys espera que vayamos allí- comentó otro de los allí presentes- y de seguro ya tendrá un pequeño ejército apostado en la salida norte. Nuestra única posibilidad es separarnos en dos grupos, y mientras unos se encargan de distraerlos los otros deben irse por el túnel del oeste, y dirigirse a la montaña abandonada. De ese modo algunos podrán salir con vida.

- ¡No! Lo que debemos hacer es quedarnos aquí y plantarles cara- propuso otro.

De improviso, todo el mundo empezó a gritar, discutiendo por ver cual era la mejor idea o que debía de hacerse. A Sel todos los planes le sonaban descabellados, pero tampoco había mucho donde elegir. Lo que estaba claro era que si se quedaban allí parados morirían. De repente unos golpes, seguidos por unos disparos, se empezaron a escuchar al inicio del túnel. Los tonitrui los habían encontrado. Debían decidir rápidamente qué hacer.
______________________________________________

¡Uy, uy, uy! ¡Que vienen los tonitrui!
Este final deja con ganas de más, ¿verdad? Pues será Laura, del blog Litermanía, la que nos deleite con la continuación de la historia.
PD. Ahora publicaré siempre con "Historias del atardecer", así que tengo que seguir de nuevo a vuestros blogs. Cuando veáis ese nombre, ya sabéis que soy yo =)
¡Chao!

Comentarios

  1. Aiii como me gusta ir leyendo cositas de esta iniciativa
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho como va quedando :))
    Un besito guapa <3
    (por cierto, no se tu correo, para mandarte uno :P)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por comentar!
Leeros siempre me saca una gran sonrisa, ¡os lo prometo!
Intentaré responderos siempre que pueda, pero a veces se me puede poner difícil por falta de tiempo...